miércoles, 22 de octubre de 2008

Un mundo de mentirosos

Hacía tiempo que se clamaba al cielo, que algo así podía existir. En un mundo donde la competitividad se haya tras las esquinas, donde ser más que el vecino parece que no tenga precio, en el que las apariencias venden más que las realidades y, en un mundo donde los avances tecnológicos son capaces de realizar un niño a medida para poder salvar la vida de un hermano, se publicó ayer en El País, un reportaje en que se afirmaba, así como si nada, que el 20% de los científicos reconocen ‘doparse’.

Según dicho artículo, este ‘dopaje’ está relacionado con la mejora de las capacidades cognitivas y que según ello, se presupone mejorar habilidades como la memoria, la concentración o la vigilia.

Pese a que se usa el término ‘dopaje’ –muy en boga en círculos deportivos-, se compara a este dopaje con las operaciones de estética, afirmando que si el Botox elude a la arruga, este tipo de sustancias ayudarán también a la mejora de ciertas habilidades cognitivas. Y lo dicen así de tranquilos. Parece incluso que se justifique el Botox, y que se justifiquen este tipo de prácticas.

Mientras tanto, continuamente nos hayamos con noticias en las que se dilapida literalmente al deportista al cual se le detecte algún tipo de sustancia exógena en su cuerpo y de la que se sospecha (o se confirma) que ha podido lograr cualquier ‘hazaña deportiva’, argumentando hazaña como una mejora de sus capacidades físicas para lograrla.

¿Nos imaginamos, ahora que estamos en épocas, donde van surgiendo los nombres a los que se les otorgan los archiconocidos premios Nobel, que se le denegara su entrega a un científico por haberse comprobado que ha tomado sustancias que mejoren su capacidad de trabajo? ¿Y si a alguna ‘top model’ se le denegaran contratos de trabajo por haberse operado o puesto cualquier sustancia extraña en su cuerpo?

Creo que esta búsqueda de la excelencia y reconocimiento sin fin en la que nos hayamos sumergidos, nos conducirán a que siempre hayan mentirosos y tramposos que busquen bajo cualquier pretexto aquello que en condiciones normales no les correspondería.

El problema es, ¿por qué unos siempre estarán mejor vistos que otros?

3 comentarios:

clurizarna@hotmail.com dijo...

Pues además de Modelos, Premios Nobel, ....

Que me dices de ¿Los que toman grandes las decisiones?... si aquellas que nos afectan todos los días ... :

Políticos....
Empresarios (y no los de las pymes) MULTINACIONALES ...
Gestores de Fondos de Inversión ....

És como para ir "bien puesto" de "exógenos".....

Y no sigo ...

FELICIDADES: SERGI Y MARISOL !!! que gran temporada. Y eso que dije que no pensaba repetirlo ;-))

Carlos

Sergi Sierra dijo...

Ciertamente. Esos yo creo que se ponen de otras cosas y no precisamente para mejorar la calidad de las decisiones que toman (más bien creo que al contrario). Parece que cada día, mes y año que pasa (o que más tiempo pasan con sus 'exógenos'), más tontos se vuelven, y más inútiles las decisiones que toman.

Carlos, gracias por tantos alagos pero ahora ya hemos pasado página, y poco a poco a empezar una nueva temporada para ver si logramos la mitad de lo hecho en la pasada.

Un saludo a toda la família.

Richard Calle dijo...

Sergi... no tenia tu telefono ni mail, asi que te escribo aqui...

Mañna saldrá la baja de mi cole... será por 3 meses... pero piensa que se alargará muchos meses mas.... ahora mismo ella esta de 6!!!! eso si, te tocará alguna clase en ed.infantil!!!! (se me olvido comentartelo!!!) Suerte!!!