viernes, 7 de marzo de 2008

10 años han pasado desde...

Sergi - Maratón BCN '08

A todos los que participamos en un maratón, nos sorprende mucho las sensaciones tan contradictorias que podemos llegar a padecer durante el transcurso de los cuarenta y dos kilómetros de recorrido. Puedes sentirte en un kilómetro sorteando un ritmo con solvencia, mientras que tres kilómetros más allá no sabes donde habías dejado aquel ritmo alegre y fácil. Un problema que existe, es que no conozco a nadie que haya podido retomar el ritmo que previamente llevaba. Es un camino de no-retorno.

Puedo hablarlo desde la experiencia que me da el haber corrido (con la del domingo) 14 maratones desde 1994 en que disputé el primero de ellos. He corrido en maratones como Barcelona –evidentemente-, Vic, Valle del Nalón, Sevilla, Donostia y París.

Tuve una época, de 1995 a 1999 donde entrené duro con el único objetivo de mejorar mi marca en esta prueba, cosa que logré en el maratón de Vic de 1998. Finalicé con un tiempo de 2h48’42” y me supuso hacer 10º de una clasificación general. Al año siguiente, regresé en Barcelona con ganas de rebajarlo y me quedé a 7” (increíble para tanta distancia).

En aquellos tiempos, la verdad es que los veía como unos tiempos discretos (aparte del de Vic, nunca me encontré en posiciones demasiado adelantadas). Mis tiempos en media maratón me encontraba en un modesto 1h16’50”.

Este año, pese a que estoy entrenando un menor volumen que entonces, y que también sigo implementando los entrenamientos con agua y ciclismo, mis tiempos se han acercado ligeramente a los tiempos donde el atletismo formaba parte exclusivo de mi bagaje deportivo. En Gavà estuve en 1h18’50”. También decir, que mis ganas de volver a bajar de las 3h en el maratón me han llevado a preparar un poco más específicamente la prueba, añadiendo diversas rodadas y numerosas series de ritmos con escasa recuperación.

Agradezco esta foto y los ánimos a Ernest Renedo


El caso es que finalmente he finalizado mi maratón 2008 con un sabor agridulce por el tiempo de 3h08’25” y en el que hasta el kilómetro 30 he mantenido los ritmos de 4’05” que tenía previstos para finalizar la prueba. A partir de ahí, los segundos por kilómetro iban creciendo y la pérdida de tiempo se hacía más evidente frente a mí sin poder hacer nada para recuperarlos. El bloqueo de piernas te impide ir a más, mientras anteriormente los kilómetros que restaban te obligaban a frenar el ritmo de carrera para no cebarte. ¡Qué difícil es acertar el ritmo idóneo desde el inicio! Éste es el gráfico de los ritmos durante la prueba:


Ya han pasado 10 años desde el maratón de Vic de 1998, y lo que en aquel entonces vi como una buena marca (los 2h48’), ahora voy constatando la dificultad y el mérito que tuvo para mis aptitudes aquel logro, y con la pequeña añoranza de no ver posible lograrlo de nuevo, pese a que con los 35 años que tengo y, según dicen, ahora estoy en la mejor edad para ello. Supondría entrenar mucho y muy exclusivo, y no sé si estoy dispuesto a intentarlo nuevamente.

Me empiezo a hacer mayor...


Marisol - Maratón BCN '08

8 comentarios:

Richard Calle dijo...

En la grafica que has puesto se ve claramente el muro de la maraton!! a ti te pillo de lleno!!! jejee

joan dijo...

Mayor tú ??, si estas echo un xavalín, nunca se es mayor si uno no se siente mayor, y tu no es el caso que digamos, además con la compañia de Marisol tus retos son un chasquido de dedos y cumplidos.

En cuanto al tema del tiempo empleado, nunca he comprendido como se puede hablar de records en maratones ó puedes comparar tus tiempos, no hay dos maratones iguales, el desnivel, el recorrido, el clima, todo es diferente, no es una pista donde siempre es lo mismo, entonces , Sergi, no compares , solo alegrate de que 10 años despues hagas todavia estos tiempazos.

Una abraçada i records a la Marisol

Ishtar dijo...

Vaya, con la gráfica esa el muro se ve clarísimamente :-O.

Estas pruebas en las que todo te lo juegas a 1 día son muy engañosas, porque depende muchísimo de cómo estés ese día en concreto, y todos sabemos que siempre hay días mejores y peores, así que intenta sacar lo bueno que puedas de ese día y a por el siguiente objetivo!

Besicos!

Sergi Sierra dijo...

Richard,
ciertamente todas estas gráficas nos ayudan a verlo todo mucho mejor que antes.

Joan,
si me siente un chavalín, pero a veces el cuerpo te dice: 'no te pases'. Lo que me refiero es que, al contrario de lo que se dice, me veo más rápido ahora que hace 10 años, pero mi factor de resistencia al esfuerzo parece que lo he disminuído y me pregunto: '¿las teorías, realmente afectan a todos los elementos de un sistema?' porque si no es así, vaya m.... de teorías.

Ishtar,
es por ello que casi siempre terminamos contentos, nos vaya como nos vayas. Al final somos unas máquinas reduciéndolo todo a sólo lo positivo. Lo que sí que es cierto, es que hace unos años, cuando me llegaba un pinchazo igual, mi mente se desmoronaba y ahora me veo más sólido frente a la adversidad.

Gracias a todos por los comentarios.

Pluriesportista dijo...

Yo creo que puedes bajar esa marca aun y eso daria alas a tu motivacion para los proximos años. Una mejor marca de hace 10 años hace que uno se sienta un poco acabado en cambio tener la marca ahi de hace poco te hace sentir a tope, como un chabalín. Lucha por ella! La tienes en las piernas!

Dumuro dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Sergi Sierra dijo...

Pluriesportista, ciertamente motivan mucho tus palabras, pero no me veo tan centrado como para lograrlo. Creo que para realizar las marcas te lo tienes que creer primero, motivarte después, y entrenar duro. Y ahora mismo, no veo muy claro meterme a ello.

Gracias por los ánimos de todos modos.

Anónimo dijo...

No se como he llegado a este blog, pero os tenía muy perdida la pista, tanto a tí como a Marisol.
Llevo un buen rato mirando el blog y las crónicas que escribés (tanto Marisol como tú) son muy buenas.
Con esta última crónica, me he acordado de la marathon de san sebastián, y está muy lejos, no solo por los km, sino también por el crono.
Ahora solo me puedo permitir, tener insomnio y correr 2 o 3 días a la semana 30 minutos.
Ahora que he encontrado vuestro blog, intentaré seguiros más.
Un abrazo para los dos.
Pedro Parrilla