lunes, 10 de septiembre de 2007

Una de cal y otra de arena - 2

Otra semana más y esta vez al lado de casa, en El Prat. El sábado quisimos aprovechar para inspeccionar el recorrido ciclista porque aunque parezca mentira, nunca habíamos estado allí. Vimos a Richard trotando después de lograr su subcampeonato de Catalunya de Acuatlón. Otro éxito más para el bueno de Richard.

Algunos GT que participamos en El Prat

El domingo, Marisol y yo abordamos la competición con las ganas habituales, y siguiendo en la línea de Banyoles, pese a ir muy bien esta vez, me tocó aterrizar en el segmento ciclista tras no poder esquivar ni a David Rovira –del Mataró- ni al hermano de Richard. En el agua salí bastante bien aunque no me siento con la misma forma del julio pasado creo que me mantengo bastante en una línea óptima. Del agua salí escoltado por el Triapiana y por Pere Vendrell, dos buenas señales de que pese a los golpes dados y recibidos, no me había portado del todo mal

Escoltado por el Tripiana hacia boxes (Foto: Emili)

Comenzamos el segmento de bici en un grupo que se fue incrementando por detrás y que me dejaría fuera de juego casi terminando el sector. El caso es que tuve que retirarme de una carrera donde creo que hubiera podido bajar de nuevo de la hora y hacer una honrosa posición. Creo que tal como está todo, me parece que me voy a dedicar a entrenar y a empezar a perfilar los objetivos de la próxima temporada.

Iniciando mi fatídica última vuelta (Foto: Emili)

Marisol, nuevamente genial. Tras salir un poco retrasada del agua (13’29”), hizo un tiempo decente en bici llegando en 18ª posición a la carrera a pie, y a partir de allí, marcándose un excelente tiempo en carrera –sólo superada por Anastasia Lowisky- logró alcanzar la meta en 7ª posición en una prueba nada acorde a sus características. ¡Qué grande eres! Además logró un subcampeonato de Catalunya de su categoría 30-34 años superada por la ‘exbalonmanera’ Anabel.

Marisol, que empieza a ser una clásica de los pódiums

Por la tarde, mucho reposo y me empezaron a salir golpes y dolores por todo el cuerpo. Ahora casi no puedo mover el cuerpo debido a una tortícolis bestial. Por cierto, la rueda trasera de mi bicicleta quedó peor que yo y creo que próximamente terminará en la ‘deixalleria’. ¡Qué mala suerte!

Resultado de un aterrizaje forzoso en El Prat


Bueno, esperamos que vengan tiempos mejores.

Más fotos de la prueba, en el fotoblog de Emili. Gràcies company.

2 comentarios:

david tripiana vilchez dijo...

oye tio!, no conocia la existencia de este blog!!!, no dudes en que lo visitare amenudo y que ahora mismo creo un enlacedirecto con el mio.
La caida...madre mia, cuanto me alegro de que este bien, por si le preguntas a ernest...lo pase fatal hasta que os vi bien otra vez.
Un abrazo tio

Sergi dijo...

Gracias por el enlace, David. ¡Siento el mal trago que te hice pasar!
Otro abrazo para tí.